El puente térmico

El puente térmico

Utilizar ventanas de aluminio de Boadilla del Monte, en la construcción de nuestra casa, puede suponer vencer las consecuencias derivadas del puente térmico. El puente térmico en la construcción se define como aquella zona donde el calor se transmite con más facilidad, algo que viene provocado por el uso de un material concreto.

El puente térmico viene a significar que en una zona de nuestra casa se produce pérdida de calor por la diferencia de los materiales. Así huecos como las ventanas, puertas, las cajas de las persianas y otros vanos que son necesarios en los muros de la construcción suponen un contraste de temperaturas ya que gracias a su conductividad, el calor es mayor en estas zonas.

Esto supone que cuando el contraste de temperatura entre el interior y el exterior es alto, se producen condensaciones, que provocan vapor y, por consiguiente, humedades que pueden deteriorar los muros, producir manchas y en general provocar inhabitabilidad. Sin embargo el uso de ventanas de aluminio Boadilla del Monte aporta una solución constructiva para evitar este problema. ¿Cómo?

De lo que se trata es que la ventana o la puerta de aluminio no supongan pérdida de calor, para lo que hay que evitar que la parte interior de estas y la parte exterior, estén en contacto directo. Dicho de otra manera, que no se comuniquen. Para ello se deben usar materiales aislantes, que eviten la pérdida de calor, permitan mantener la temperatura y, de esta manera, romper el puente térmico con el que evitaremos la condensación (que observamos en las ventanas de aluminio en forma de gotas de agua en días de mucho frío en el exterior mientras nuestra casa está con la temperatura de la calefacción).

En Aluminios Tello fabricamos todo tipo de ventanas que rompen el puente térmico para que no tengas que gastar energía de más y poder mantener la temperatura constante.

haz clic para copiar mailmail copiado